¿Hay algo que ayude a digerir la lechuga?

La lechuga es baja en calorías y rica en una serie de nutrientes que necesita para mantenerse saludable. Pero si usted no está digiriendo completamente los verdes frondosos, o le da problemas de estómago, puede que no disfrute comiéndolo. Tomar su tiempo para masticar la lechuga o comer cantidades más pequeñas puede ayudar a mejorar la digestión. Si comer lechuga continúa para darle un malestar estomacal, sin embargo, hable con su médico acerca de una posible intolerancia o alergia.

Digestión de lechuga

Si usted nota pedacitos de lechuga o un tinte verde en su taburete, usted puede preocuparse que usted no está digiriendo la verdura correctamente. Es normal que haya pedazos de alimentos ricos en fibra como la lechuga en las heces, sin embargo, informa la Sociedad Gastrointestinal. También es normal que las heces sean de color verde después de comer alimentos verdes como la lechuga.

Consejos para mejorar la tolerancia de la lechuga

Si tienes dificultad para digerir la lechuga, puede ser debido a su contenido de fibra. Si su dieta carece de fibra y usted consume lechuga, las bacterias en su tracto digestivo pueden tener dificultades para manejarlo, causando dolor abdominal, gases e hinchazón. Para aliviar los síntomas, comer cantidades más pequeñas de lechuga y aumentar lentamente su consumo como tolerado para dar tiempo a las bacterias para ponerse al día. Asegúrese de beber mucha agua a medida que aumenta su ingesta de fibra – obtener más fibra sin hidratación adecuada puede causar estreñimiento.